Parque Nacional

Parque Nacional de Sierra de Aracena y Picos de Aroche

En el extremo occidental de la cordillera de Sierra Morena, en el norte de la provincia de Huelva, se encuentra el Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche.
El Parque se caracteriza por sus extensos bosques, un nivel relativamente alto de pluviosidad, clima templado y un patrimonio natural y cultural muy interesante.

Gracias a las grandes extensiones de pastos verdes, ideales para criar y alimentar cerdos ibéricos, la industria porcina resultante representa una parte importante de la economía de muchos pueblos, como Cumbres Mayores y Jabugo. Probad de esta maravillosa carne de cerdo, y descubrid la región y la historia del jamón en el Museo del Jamón de Aracena.

El paisaje varía según la altitud y la humedad. Prados llenos de robles cambian en otras zonas por alcornoques, mientras que en las partes más altas hay bosques de robles rebollos, como en Solana de los Bonales.

Alrededor de las aldeas de Fuenteheridos, Galaroza y Castaño del Robledo, predominan los castaños. En los cauces de los ríos, como el Múrtigas, hay bosques galerías con una abundancia de árboles altos, como chopos, fresnos, sauces y alisos, así como zarzas y plantas trepadoras. Las orillas de estos ríos son el lugar ideal para descansar y relajarse.

Esta diversidad de ambientes forestales es el hogar de una interesante variedad de fauna. En el Parque se pueden ver mamíferos como el meloncillo, la jineta y la nutria. También se pueden ver muchos tipos de aves, como buitres y cigüeñas, surcando el cielo sobre este espacio natural.
Una buena forma de descubrir estas características naturales es hacer una excursión a pie por las rutas marcadas o seguir los caminos en un tranquilo paseo a caballo.

No hay que perderse los pueblos de la zona y su patrimonio interesante. Recomendamos una visita al conjunto monumental de Almonaster la Real, con su castillo, iglesia y mezquita, el Castillo de Cortegana, uno de los mejor conservados de la región y la fortaleza de Sancho IV en Cumbres Mayores. Otra opción es la Gruta de Las Maravillas en Aracena o la Peña de Arias Montano en Alájar, ambos paisajes naturales muy interesantes de ver.

La cocina serrana es sabrosa y variada: carne de caza, queso de cabra, carne de cerdo y, por supuesto, castañas preparadas de muchas maneras diferentes. Otro producto gastronómico local son las setas, que atraen cada año a muchos aficionados de la micología. Vienen a eventos y cursos para aprender a reconocer las setas y sus propiedades, y se pueden probar en muchos bares y restaurantes durante la temporada.

WhatsApp
Whatsapp -->